Canal RSS

Novedad en la biblioteca. La revelación del 2013

impenperie
Intemperie es una de las suculentas apuestas nacionales para esta nueva temporada. Avalada por el éxito de su publicación por toda Europa antes de editarse siquiera, traslada al lector un sentido de responsabilidad grave. Que editores de trece países se unan para sacar a la luz simultáneamente esta obra, siendo una opera prima es algo que atrae ¿Realmente estará a la altura de estas expectativas? Sí, pero déjennos explicarnos.

Jesús Carrasco acaba de cumplir cuarenta años desde que naciera en Badajoz. Actualmente es redactor publicitario e Intemperie es su debut literario. La historia es sencilla. Hallamos a un chico, casi un niño agazapado en un encinar, semienterrado, mientras una partida compuesta por el alguacil, el maestro o otros hombres de la aldea le buscan. Nos hallamos en un espacio mesetario fácilmente identificable con la España central dentro una época que no nos interesa en absoluto pero que seguramente es el segundo cuarto del siglo pasado. Se ha escapado de la casa de su padre y su marcada obstinación por no ser descubierto presagia que su huida responde a algo peor que el castigo por ser encontrado.

Poco después se acerca a un cabrero, un pastor viejo, artrítico y solitario, quien sin ninguna muestra de cariño lo acoge durante unos días. Su huida se ve aderezada de la iniciación al pastoreo, búsqueda de agua y pastos, ordeño, caza menor para subsistencia. Todo ello como recuerda el titulo a la intemperie. El alguacil cada vez más va cerrando el cerco tras el chico en este paisaje seco y polvoriento.

El autor extremeño es capaz de dotar de protagonismo al paisaje rural, de ahí la comparación con Delibes. El aplastante peso de la supervivencia en este paisaje mortecino sirve para provocar la claustrofobia aún en espacios abiertos. El afán por omitir lugares, nombres y tiempo permite que nos centremos en los hechos no en lo accesorio. Todo lo que sucede está motivado por los protagonistas, no hay nada ajeno a ellos, por tanto Carrasco se olvida voluntariamente de lo que distraiga para centrarse en los graves hechos.

La novela es una obra lineal. No hay una sola regresión, todas las respuestas esperan adelante pese a que el lector intuya que el pasado es la clave. No ha sido fácil componer esta obra en recta sin necesidad de remembranzas, solo tenemos que acabarlo para hallar todas las respuestas.

Pese a ser lineal es un libro redondo, empieza y termina como debe hacerlo un clásico con todos los cabos cerrados y con un horizonte abierto.

Su vocabulario es extremo. Los términos poco habituales para el urbanita son muchos, poco a poco el lector va construyendo su corpus de términos propios de la trashumancia y la vida al aire libre, que quizás tarden en cuajar en su mente y darle significado. No obstante, no se regodea en frases innecesariamente largas ni altisonante. Mantiene los sentimientos a raya, pues en toda la obra únicamente siente el chico.

Aparte de Delibes y de la mayoría de los escritores españoles del nuevo realismo de posguerra hallamos los ecos de Hernan Rivera Letelier en el paisaje como protagonista, o de José Donoso en su intento de marcar la impresión de agobio que el pasado y el paisaje dibujan en los personajes.

Resumiendo, Intemperie es un clásico que se podrá leer durante mucho tiempo sin que nadie le ponga reparos. Una obra comprometida sin concesiones a la bajeza salvo la humana. En su debe marcamos una entrada en la historia titubeante que junto con la fama que le precede provoca cierta desconfianza. Por eso les aconsejamos que sigan adelante pues su lectura es exponencial, va ganando y multiplicándose página a página.

Ficha técnica

Un niño escapado de casa escucha, agazapado en el fondo de su escondrijo, los gritos de los hombres quelo buscan. Cuando la partida pasa, lo que queda ante él es una llanura infinita y árida que deberá atravesar si quiere alejarse definitivamente de aquello que le ha hecho huir. Una noche, sus pasos se cruzan con los de un viejo cabrero y, a partir de ese momento, ya nada será igual para ninguno de los dos.

Intemperie narra la huida de un niño a través de un país castigado por la sequía y gobernado por la violencia. Un mundo cerrado, sin nombres ni fechas, en el que la moral ha escapado por el mismo sumidero por el que se ha ido el agua. En ese escenario, el niño, aún no del todo malogrado, tendrá la oportunidad de iniciarse en los dolorosos rudimentos del juicio o, por el contrario, de ejercer para siempre la violencia que ha mamado.

A través de arquetipos como el niño, el cabrero o el alguacil, Jesús Carrasco construye un relato duro, salpicado de momentos de gran lirismo. Una novela tallada palabra a palabra, donde la presencia de una naturaleza inclemente hilvana toda la historia hasta confundirse con la trama y en la que la dignidad del ser humano brota entre las grietas secas de la tierra con una fuerza inusitada.

Reseñado por Pepe Rodríguez

Anuncios

Premio Príncipe de Asturias de las letras 2013

principal-antonio-munoz-molina_grandeEl escritor jienense Antonio Muñoz Molina ha sido galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, según han informado a RTVE.es fuentes de la Fundación que concede los galardones.

Muñoz Molina es el primer español este año que gana uno de los Premios Príncipe de Asturias y el primero en 15 años que recibe el de las Letras, después de que Francisco Ayala lo ganara en 1998.

El novelista español, candidato habitual también al Premio Cervantes, se ha impuesto a candidatos como el irlandés John Banville, el japonés Haruki Murakami y el Luis Goytisolo en un premio que reconoce a autores “cuya creación literaria represente una contribución relevante a la literatura universal”.

El jurado lo ha premiado por la “hondura y brillantez” con las que Muñoz Molina ha narrado “fragmentos relevantes de la historia de su país, episodios cruciales del mundo contemporáneo y aspectos significativos de su experiencia personal” y que su obra “asume admirablemente la condición del intelectual comprometido con su tiempo”, según consta en el acta leída en Oviedo (.pdf).

Académico, articulista y muy premiado

Nacido en Úbeda en 1956, Muñoz Molina es académico de la Lengua Española desde 1995 y en es autor de títulos ya emblemáticos en la literatura en castellano como El invierno en Lisboa, El jinete polaco, Ardor guerrero, Plenilunio o La noche de los tiempos, que le han granjeado premios como el Premio Nacional de la Crítica en 1998, el Premio Planeta (1991) o el Premio Quijote de Literatura (2005).

El jienense es uno de nuestros escritores más internacionales y sus obras han sido traducidas al inglés, el alemán, el francés, el italiano y el portugués, además de haber recibido premios como el Jean Monnet de Literatura Europea, el Prix Méditerranée Étranger (2012) o el Premio Jerusalén (2013).

Casado con la también escritora Elvira Lindo, Muñoz Molina dirigió entre 2004 y 2006 el Instituto Cervantes de Nueva York, ciudad en la que se inspira Ventanas de Manhattan (2004), con la que ganó el I Premio Quijote de Literatura.

El escritor andaluz, periodista de formación y licenciado en Historia del Arte, ha seguido colaborando a lo largo de los años como articulista de prensa en medios como ABC, El País o Ideal.

Otros premiados

En los últimos años han sido distinguidos con este galardón el novelista estadounidense Philip Roth (2012); el poeta y cantante canadiense Leonard Cohen (2011); el escritor libanés Amin Maalouf (2010); el narrador, ensayista y poeta albanés Ismaíl Kadaré (2009), y la escritora canadiense Margaret Atwood (2008).

El jurado del Príncipe de Asturias de las Letras lo ha presidido José Manuel Blecua y lo han integrado Andrés Amorós, Luis María Anson, Xuan Bello, Amelia Castilla, Juan Cruz, Luis Alberto de Cuenca, José Luis García Martín, Alex Grijelmo, Manuel Llorente, Rosa Navarro, Carme Riera, Fernando Rodríguez Lafuente, Fernando Sánchez Dragó, Diana Sorensen, Sergio Vila-Sanjuán y José Luis García Delgado, que ha actuado como secretario.

En total, el jurado ha estudiado 18 candidaturas procedentes de Bosnia, Cuba, China, Estados Unidos, Irlanda, Japón, Nicaragua, Países Bajos, Reino Unido, Uruguay y España.

Los premios Príncipe de Asturias están dotados, cada uno de ellos, con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, 50.000 euros, un diploma y una insignia.

El de las Letras es el quinto de los Premios Príncipe de Asturias que se han fallado hasta ahora, tras los de Artes (Michael Haneke), Ciencias Sociales )Saskia Saasen), Comunicación (Annie Leibovitz) e Investigación Científica (Higss, Englert y el CERN). Los siguientes en fallarse son el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, el 12 de junio; el de Deportes, el 19 de junio. y el Príncipe de Asturias de la Concordia, 4 de septiembre.

Encuentro de Clubes de lectura de BiMA en Salteras

El sábado 1 de junio tuvimos muestro encuentro de clubes de lectura de las Bibliotecas Municipales del Aljarafe BiMA aquí os dejo una foto pero hay más si queréis verlas sólo tenéis que visitar el facebook de la biblioteca:

https://www.facebook.com/bibliotecasantiponcespacer397383_531332360264192_484452820_n

Novedades para este verano 2013